Riesgos e impactos de las dietas milagro en la salud integral

El grupo Hospiten, cuyo director es Pedro Luis Cobiella ha creado diferentes charlas y cursos con el fin de promover y dar a conocer algunos de los beneficios que tiene la dieta mediterránea como alternativa frente a la obesidad y así disminuir la incidencia de otras enfermedades cardiovasculares, oncológicas y neurodegenerativas. El grupo tiene como principal objetivo informar a las personas sobre los posibles riesgos para la salud que se presentan al querer implementar las dietas milagro, promoviendo en su lugar una alimentación correcta y variada como lo es la mediterránea.

Con una correcta alimentación se puede disminuir la obesidad y por ende disminuir significativamente los riesgos a padecer otras enfermedades que tienen alta incidencia en la población mundial. Según estudios recientes y de acuerdo a la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), uno de cada tres españoles sufre de obesidad y en algún momento han realizado una dieta milagro. De acuerdo a la Unidad de Alimentación y Nutrición del grupo Hospiten, muchas personas con sobrepeso han utilizado este tipo de dietas, con el fin de bajar de peso de forma rápida, sin darse cuenta que son dietas poco equilibradas y altamente restrictivas.

Estas dietas generalmente aumentan el deterioro de la salud, ya que no se está aportando los nutrientes en las cantidades adecuadas y no suministran todas los aportes nutricionales individuales de cada persona, así como tampoco ayuda al mejoramiento de los hábitos a largo plazo. Muchas de las personas que se han sometido a este tipo de dietas, no cuentan con una supervisión de parte de un especialista, lo que aumenta los riesgos ante la exposición prolongada de diversos factores que pueden derivar en una desnutrición proteica, calórica o en un déficit de minerales y vitaminas. Son muchos los efectos psicológicos y trastornos del comportamiento alimentario que se pueden adoptar a raíz de ellas y ser difíciles de superar en el futuro.

Es necesario crear conciencia a la población, de que tener un peso normal es la meta para una vida de calidad, sin tener que perjudicar la salud física y mental. Cuando un individuo se somete a una dieta, esta debe ser personalizada, estableciendo un régimen alimenticio correcto para que al finalizar la misma se no recuperen los hábitos anteriores y así el peso perdido no vuelva con el efecto rebote. El proyecto busca reducir de diferentes formas el nivel de incidencia en la obesidad que se causa principalmente por una mala alimentación.

Una alimentación inadecuada está basada en productos industrializados altos en grasas e hidratos de carbono simples y refinados, sumados a un exceso de sedentarismo. En diferentes hospitales del grupo Hospiten se han puesto en marcha proyectos para reeducar a la población sobre cómo llevar una dieta equilibrada, similar a la alimentación mediterránea. Junto a la colaboración de servicios de Enfermería y de Dietética en cada centro, la divulgación de la información ha tenido un alcance más alto y efectivo. Cada uno de los esfuerzos está enfocado a dar a conocer todos los beneficios de este tipo de alimentación, así como las pautas para mantenerla en casa sin dificultades.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *