¿Quieres evitar que las hormigas no lleguen a tus plantas? Métodos caseros para evitarlo

Los insectos rara vez son del agrado de las personas, tan solo de imaginar que se abre algún armario de la cocina y lo primero que puede encontrar son hormigas pululando alrededor del azúcar sería una imagen suficiente como para desear hacer uso de algún producto químico fuerte, aparte de un gel anticucarachas con el que se puedan eliminar lo antes posible. 

No obstante, tenemos que ser conscientes de que los pesticidas no son saludables para los seres humanos y tampoco para las mascotas. Pero no debemos darlo todo por perdido, ya que en medio de este panorama también es posible contar con buenas noticias pues existen formas que son efectivas cuando se trata de erradicar a las hormigas sin llegar al uso de pesticidas.

Podemos hacer nuestros propios pulverizadores y trampas para hormigas, eliminar un nido completo evitando que las hormigas entren y todo sin tener que usar pesticidas.

Eliminar de manera natural las hormigas 

Detergente y agua: Llenamos una botella con agua, una parte de jabón y dos de agua, seguidamente se agita para mezclar completamente los ingredientes y se mantiene. Al momento de ver una línea de hormigas o quizás solo una hormiga, se le rocía la mezcla encima y se inmediato se detendrán y sofocaran. Solo debes limpiar las hormigas que murieron con un paño húmedo, y mantener la botella de espray siempre cerca para la próxima vez.

Otra opción para matar a las hormigas, es colocando algunos platos poco profundos con agua jabonosa, se atraen con un rastro de algo azucarado. Con este método será posible eliminar grupos de hormigas, aunque no se eliminará todo el nido. Si las hormigas continúan merodeando por la casa, es posible que se tenga que abordar el origen del problema. En el caso del agua jabonosa, esta resulta un insecticida natural con el que se puede matar casi cualquier insectos, no solo a las hormigas. Te recomendamos que también lo pruebes con las cucarachas.

Vinagre blanco y agua: el vinagre no es una sustancia que les agrade a las hormigas, por lo que puede ser usado como un pesticida realmente económico y sencillo de hacer pues solo se debe mezclar vinagre con agua. Para ello unimos una solución al 50/50 de vinagre y agua en una botella de spray. Debemos rociar directamente sobre las hormigas a fin de poder matarlas, para luego limpiar con una toalla de papel húmeda y desechar. El uso de esta mezcla también funciona como elemento de disuasión. Si rociamos alrededor de los alféizares de las ventanas, puertas y otros lugares donde veas hormigas entrando eso funcionara.

Numerosas personas han podido notar que usando dicha solución de vinagre para limpiar suelos, ventanas y encimeras hace que las hormigas se mantengan a la distancia y además de que el vinagre blanco resulta un excelente limpiador doméstico y una vez que se seca ya no huele.  

Colocando trampas de azúcar con ácido bórico: Estas son bastante sencillas de hacer y económicas, pero lo mejor de todo es que son extremadamente eficaces. Para ello tan solo se necesitan algunos pedazos de cartón, ya que se usan uno para cada trampa, una botella de jarabe de maíz o cualquier tipo de sustancia de azúcar pegajosa, y polvo de ácido bórico. Esta es la forma de realizar las trampas:

Mezclamos dos cucharadas de jarabe de maíz y dos cucharadas de ácido bórico en un recipiente pequeño.

  • Nos aseguramos de que la textura sea pegajosa, mas no, líquida. Agregamos más ácido bórico si llegamos a notar que está demasiado mojado.
  • Usa una cuchara para extender la mezcla sobre la superficie de las piezas de cartón. Cada pieza es su propia trampa.

Extrayendo el nido

Si prefieres cortar de raíz la situación, entonces debes ir a la cacería del nido, para atacarlas en su origen y no permitir que continúen por tu casa sin importar qué aerosoles y trampas se empleen. En el momento en que observemos un rastro de hormigas marchando hacia adentro, hay que seguirlo tan lejos como se pueda de esta manera se puede encontrar el hormiguero. Dependerá de la especie de hormiga con la que se esté lidiando, pues el nido quizás se encuentre al aire libre, escondido de forma cuidadosa entre rocas o setos o dentro de nuestra casa.

Las más comunes son las pequeñas hormigas negras. Ellas caminan en largas y lentas líneas, por lo que sus nidos pueden ser encontrados en lugares protegidos alrededor del patio.

Cuando se trata de hormigas caseras de las que son olorosas, de esas que  huelen a coco podrido cuando se las aplasta, construyen nidos dentro de la casa en los marcos de las ventanas y también dentro de las paredes aunque también llegan a  construirlos al aire libre en pilas de madera, debajo de rocas y en otras grietas que se encuentran en los exteriores.

Otras de las hormigas que podemos encontrar son las de pavimento, estas tienden a anidar en las grietas de la acera o en el camino de entrada. Posiblemente no llegues a ver el nido en sí, y eso es porque se encuentran escondidos debajo del pavimento, aunque sí se debería encontrar la entrada de las hormigas.

Otras de las hormigas que se pueden entrometer en la casa son las hormigas de fuego, aunque por lo general no llegan a entrar, pero si es posible que tengan un nido en nuestra propiedad que nos impide poder caminar descalzo por el jardín. Busca un gran montículo levantado sobre el suelo y compuesto de gránulos de arena.

Disuasivos naturales

Otras cosas que podemos probar, son algunas sustancias naturales que son aborrecidas por las hormigas, tanto que no se acercarán a ellas. Si hacemos uso de algunas de estas sustancias creando líneas alrededor de los alféizares de las ventanas, en el perímetro de la casa o en cualquier lugar en donde llegan a entrar las hormigas, entonces se pueden evitar. Estas líneas deben ser renovadas cada pocos días, ya que las hormigas serán capaces de pasar una vez que hayan roto las líneas. 

  • Canela
  • Pimienta de cayena
  • Cáscaras molidas de naranja o limón
  • Granos de café

También te puede interesar