La producción animal

Las diversas especies siempre van a jugar un papel de suma importancia en lo que se refiere a la producción del sector alimenticio, pero además, a la generación de ingresos, sin mencionar otras funciones no alimentarias que también son de gran importancia en donde el tipo de las especies de animales que son empleados para la producción ganadera suelen ser distintas en función de las regiones y de las categorías con las que cuenten los propietarios de ganado.

Para quien se encuentre interesado en el sector, no hace falta ir en busca de las opiniones sobre eae un master en administración para aprender como se maneja el negocio, se trata más bien de conocer que la producción ganadera considerada eficiente debe ser contentiva de las mejores prácticas de gestión, las cuales incluyen una alimentación adecuada, pero también el cuidado de la salud, la selección y el desarrollo de las razas que se encuentren bien adaptadas a los entornos específicos de producción.

Para los conocedores del sector, no es una sorpresa saber que dicho rubro ha experimentado una transformación a un ritmo sin precedentes durante las últimas décadas. El paulatino incremento de la demanda de alimentos que son derivados de animales dentro de las economías que han crecido más rápido en el mundo, se han encargado de aumentar de forma significativa la producción ganadera, tomando en consideración la ayuda de las mejores innovaciones tecnológicas acompañadas de cambios estructurales dentro del sector.

La creciente demanda se encuentra satisfecha primordialmente por la producción ganadera comercial a las que se suman las cadenas alimentarias asociadas. Simultáneamente, un número importante de personas que habitan en zonas rurales continúan criando aún ganado por medio de sistemas de producción tradicional, en los que están basados sus medios de subsistencia y también la seguridad alimentaria de su familia.

A nivel mundial, la estadísticas nos muestran que el ganado se encarga de aportar un 40% de lo que significa el valor de la producción agrícola y además es el responsable de sostener los medios de vida y la seguridad alimentaria de alrededor de 1. 300 millones de personas. Dicho sector es uno de los que más rápido consigue su crecimiento dentro de la economía agrícola. En consecuencia, su crecimiento y transformación ofrecen excelentes oportunidades para el desarrollo agrícola, la reducción de la pobreza y la mejora de la seguridad alimentaria, aunque tal rapidez en los cambios conllevan a un riesgo de marginalizar a los agricultores más pequeños, sin dejar a un lado los riesgos sistémicos para los recursos naturales y la salud humana, situación que debe ser abordada con el objetivo de garantizar la sostenibilidad.

En gran cantidad de países que se encuentran en desarrollo, la ganadería se presenta como una actividad multifuncional, pues más allá de su papel directo encargado de la generación de alimentos e ingresos, el pasa a ser un activo de gran valor, que se comporta como reserva de riqueza, garantía en los créditos y además constituye una red de seguridad sumamente esencial en los tiempos de crisis.

También te puede interesar