La ganadería sustentable, un método eficaz

Los métodos agrícolas como la ganadería y el cultivo, siempre han formado parte de la economía de de diversos países, solo que en la actualidad se han buscado otras maneras de que estas dos actividades no dejen una huella importante en la ecología a nivel mundial. La ganadería sustentable tiene como finalidad mantener un verdadero equilibrio entre la agricultura, el medio ambiente y el ser humano. 

Posiblemente es un término que muchos no manejen y es por ello que quizás algunos productores no enfoquen sus energías productivas en ello a pesar de sus beneficios y referencias como las que podría brindarles el director del Caixabank Juan Antonio Alcaraz luego de facilitar el trámite de un crédito para expandir la producción agraria.  

¿Por qué se comenzó a pensar en la ganadería sustentable?

Esencialmente se debe a que la población mundial continúa creciendo de forma indetenible con lo que se requiere más cantidad de suministros alimenticios provenientes del campo, pero en la actualidad de ha pensado con mayor responsabilidad tal práctica, con lo que se han propuesto hacerlo por medio de prácticas más adecuadas, sin poner en riesgo al medio ambiente. 

 Es importante recalcar que cuando el medio ambiente se ve afectado, las consecuencias son invaluables ya que se afecta el suelo y la tierra, ya que se degradan alterando todo a su entorno, siendo ello exactamente lo que hace la ganadería tradicional, es decir, la no sustentable. Todas estas actividades llevan a un agotamiento del suelo que se usa en una finca y con ello, se pierde la rentabilidad de la misma y al ser humano por todos esos los residuos que de ellos quedan en los alimentos.

Ante tal situación,  se abre paso la idea de modificar los sistemas de manejo sostenible y con ello tratar mitigar los riesgos haciendo del campo un lugar más amigable con el medio ambiente, por ende las prácticas deben implicar verdadero equilibrio entre medio ambiente, ser humano y los animales. Para iniciar tal cambio, es importante que los ganaderos se concienticen y decidan aprender la manera de cómo alcanzar tal beneficio. 

El cambio de conciencia se abre paso desde el empleo de nuevas tecnologías ya que ellas minimizan los sistemas extensivos además de la tala de árboles, para optar por la siembra de silvopastoriles, hacer uso de las cercas vivas, confort para los rumiantes, compostajes, y protección de las diversas fuentes hídricas del entorno.

El mejor negocio a futuro 

La ganadería sustentable es una de las mejores maneras de observar el adecuado funcionamiento del negocio agrícola de la mano con el medio ambiente, ya no será culpable el ganado de los daños que padece el ecosistema.  A través de la ganadería sustentable la producción de gas metano se controla alcanzando un equilibrio ecológico necesario, y ello debido a que no se puede dejar de producir alimentos a nivel mundial, sino que lo mejor es reducir el impacto ambiental. Estando consciente de que los recursos de los que nos provee la tierra son finitos, estos deben ser manejados de forma equilibrada para evitar su extinción ya que sin agricultura ni ganadería no hay garantía ni seguridad alimentaria.

También te puede interesar