La ganadería ecológica genera más empleos y es más rentable

Al igual que Rosa Tous apuesta por el empleo de materiales sustentable para su negocio de joyería, a través de la explotación ganadera ecológica es posible obtener mejores resultados tanto económicos como de menor impacto para el medio ambiente. 

Una de las razones por las que en su mayoría la ganadería tradicional rechaza a ecológica es porque alega que suele resultar más cara al momento de mantenerla por lo que resulta menos rentable. Pero, en la actualidad es sabido que dicha objeción podría resultar bastante equivocada.

De acuerdo a los resultado de varios estudios, se han comparado los dos tipos de explotación ganadera, para sólo contactar que a través de la ganadería ecológica se obtienen mejores resultados debido a que genera mayor cantidad de empleos, ingresando más dinero y además causa un menor impacto en el medio ambiente.

Para realizar dicho estudio se procedió a realizar una encuesta en 56 granjas ecológicas ubicadas en la Cornisa Cantábrica, donde 6 de ellas pertenecen a Cantabria, 33 son de Galicia, 14 pertenecen a Asturias y 3 son del País Vasco. Con tales muestras se seleccionaron unas 22 granjas cuya producción es ecológica y 10 tradicionales, 5 de pastoreo y 5 intensivas.

Ahora bien, ¿en qué consiste la ganadería ecológica?

Basados en el concepto que maneja el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la ganadería ecológica se trata de un compendio de técnicas ganaderas de donde se excluye el empleo de productos químicos con el objetivo de conservar el medio ambiente y con ello  proporcionar los alimentos con todas sus propiedades naturales.

Luego de esta definición es posible comprender este tipo de sistema de explotación ganadera, pero además es importante saber elegir a los animales los cuales deben pertenecer a razas autóctonas, bien sea por un programa de cría en pureza o de cruzamientos. Una buena elección se hace importante ya que hace al animal más resistente tanto para adaptarse a la irregularidades del terreno, como para las condiciones climáticas y a la alimentación por medio de los recursos que les brindan dichas tierras. 

Equilibrio naturaleza-ganadería 

Resulta de suma importancia tal balance debido a que con ello se mantiene el  equilibrio entre ganadería y la naturaleza con el fin de evitar el deterioro de los suelos y de la vegetación que suelen ser provocados por el sobrepastoreo. Ello es posible lograrlo adaptando la carga ganadera de forma que no se exceda de la cantidad de estiércol que en un suelo es permitido soportar con el fin de evitar problemas que conduzcan a la  contaminación por nitratos.

En lo referido a la alimentación animal, al menos un 60% debe estar sustentada en el pastoreo y ello se debe a que ya que el ganado también beneficia al suelo por medio de su aporte de estiércol. Lo que se busca con este tipo de alimentación es  asegurar que la producción sea de calidad, y que además alcance a cubrir todas las necesidades nutritivas que requieren los animales, pero sin la exigencia de un máximo rendimiento del ganado.

También te puede interesar