La forma más idónea de alimentar al ganado

Si se desea alcanzar una crianza exitosa, se debe planificar de la manera más adecuada la alimentación tanto del ganado vacuno, como del ovino o porcino y que ello resulta esencial. Dentro del ejercicio de la crianza del ganado, existe un aspecto que resulta fundamental, y este es la planificación de su alimentación. De manera que, en función de los objetivos nutricionales, de crecimiento, producción y rentabilidad que el ganadero se haya trazado, entonces deberá preparar la ración precisa y balanceada a fin de que sus animales logren un desarrollo de acuerdo a las expectativas trazadas.

De acuerdo a los especialistas, las raciones apropiadas y la composición de la alimentación suelen variar de acuerdo a la época del año, del alimento que se encuentre disponible, de la temporada, de la categoría y del sexo de los animales que convivan en el hato.

Claves para emprendedores agropecuarios para alimentar a su ganado

Ganado Vacuno

También conocido como bovino, es donde se asume que todas sus especies consumen pastos naturales existentes y/o cultivados debido a que son herbívoras. Siendo esto cierto, el alimento que más comúnmente se usa para este tipo de ganado suele agruparse en dos grandes clases: forrajes y concentrados.

El forraje se encuentra constituido por tallos, hojas y flores de las plantas de especies forrajeras como la cebada, avena, vicia villosa, alfalfa, trébol, festuca, pasto ovillo, ray grass, entre otras. La literatura señala que los animales pueden ser alimentados con forrajes en estados verdes, heno y ensilaje. En el caso de que las plantas forrajeras hayan alcanzado su madurez, el contenido de fibra se incrementa; mientras que su valor nutritivo disminuye lo que sugiere cosechar granos como la cebada, avena, entre otros.

Ganado Ovino

Cuando se trata de ganado ovino, la alimentación para las ovejas deberá contener nutrientes que sean adecuados a fin de poder conservar su salud, y también para la optimización de su producción. De esta manera se encuentra establecido en el estudio denominado “Crianza de ovinos”, que fue publicado por el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) y AgroRural. En este estudio se indica que la dieta diaria debe contener una base de forrajes de buena calidad como uno de sus principales componentes, pero adicionalmente, se deberá suplementar con concentrados a base de una mezcla de cereales y ensilajes de maíz.

Para los ovinos, las clases de elementos alimenticios se clasifican en proteínas energéticas, minerales y vitaminas. Dentro de este grupo destacan los pastos verdes, henos de leguminosas (alfalfa, trébol), granos de cebada y trigo, y avena como alimentos eficientes para producir energía, sobre todo cuando se trata de ovejas que se encuentran en la etapa final de la preñez, durante la lactancia y en período de crecimiento y terminación.

Ganado Porcino

Cuando se crían cerdos, su alimentación abarca entre un 80% a un 85% de los costos totales de la producción. En tal sentido, es fundamental que el porcicultor logre desarrollar un programa de alimentación con el que logre que sus cerdos lleguen al peso ideal dentro del menor tiempo posible y de la manera más eficiente. Las fuentes de energía que más se usan para la alimentación porcina son el maíz, las grasas y/o aceites y los subproductos agroindustriales.

También te puede interesar