¿La carne roja es dañina para el organismo?

Todos sabemos que las carnes rojas poseen numerosas vitaminas y minerales cruciales para seguir una dieta sana, sin embargo, durante los últimos años diversas investigaciones han provocado que su fama como “alimento nutritivo” sea juzgado, pues han descubierto que la excesiva ingesta de carnes rojas conlleva a aumentar los riesgos de generar cáncer y otra clase de enfermedades, lo que nos permite cuestionar su consumo como hemos acostumbrado a lo largo de los años.

En la última década la ingesta de carnes rojas se ha ido reduciendo en al menos 4.5 kg por persona al año, siendo entonces el año 2014 el periodo en donde se registró la menor cantidad de carnes rojas consumidas desde el año 1960. De acuerdo a una encuesta que se realizó durante el año 2016 dirigida por la consultora profesional Harris Interactive y publicada en quealimentos , al menos 8 millones de adultos en los Estados Unidos son veganos o vegetarianos, mientras que otros millones de personas alrededor del mundo se muestran interesados por los alimentos a base de verduras y frutas, sustituyendo a los productos hechos a base de carne pues creen que “son más saludables para el cuerpo”.

Dicha encuesta ha determinado que un 37% de los adultos esporádica o continuamente optan por platillos veganos a la hora de consumir en un restaurante, siempre bajo la preocupación de cuidar su salud, como principal razón para esta conducta en el 36% de las respuestas obtenidas. Ahora bien, te preguntarás ¿de verdad es mala la ingesta de carnes rojas con frecuencia en la dieta, o solo estamos sugestionados bajo una dieta vegetariana?, la respuesta a ello es: , pero a pesar de ello no debes reducir al máximo su consumo pues cuenta con nutrientes esenciales para el cuerpo. En diversos estudios se ha descubierto que el elevado consumo de carnes rojas se relaciona con diversas enfermedades, tales como:

  1. Enfermedades del corazón: Una investigación llevada a cabo en el año 2013 la alimentación vegetariana reduce el riesgo de enfermedades cardíacas hasta en un 32%, esto se debe a que existe disminución de colesterol consumido a través de las carnes y por ende la presión arterial se estabiliza.
  2. Cáncer: Hace 2 años la OMS ha declarado que las carnes rojas procesadas puede generar cáncer de cualquier tipo, mientras que previos estudios habían asegurado la corroborado la correlación existente entre el consumo de carne y mayor riesgo de cáncer.
  3. Derrame cerebral: El consumo de carne genera bloqueo de los vasos sanguíneos más pequeños del cuerpo, estos se encuentran en el cerebro y por ello se asocia con los episodios de ACV, por lo que se relaciona en un 47% con ACV de tipo isquémico.
  4. Diabetes: La carne es uno de los factores de riesgo dietético que se ha establecido para los diabéticos según la OMS. La escuela de Salud Pública de Harvard ha demostrado que el consumo moderado de carne roja o procesada, puede aumentar de manera significativa el riesgo de padecer diabetes tipo 2, lo que puede ir poco a poco deteriorando el funcionamiento del organismo.

También te puede interesar