Con la buena elección de carnes puedes ser una estrella haciendo barbacoas

Muchas personas llaman barbacoas a las parrilladas por la influencia americana que tienen, aunque entre ellas existe una gran diferencia. Por ejemplo, en Galicia todavía se organizan barbacoas tradicionales, las que reúnen a la familia y buscan pasar tiempo de calidad y al mismo tiempo se disfruta de una deliciosa comida. Una carne bien cocinada a la brasa es atractiva para casi todo el mundo y se ha convertido en una actividad que se puede disfrutar con amigos y familiares cada vez que se desea compartir.

Antes de empezar a cocinar es necesario tener todos los ingredientes a la mano, siendo uno de los más importantes sin duda la elección de la carne para barbacoa.

Hoy en día podemos encontrar en los grandes supermercados y carnicerías carnes de calidad, en especial durante el verano se venden combos para barbacoas en diferentes tamaños, con la carne seleccionada y en las cantidades exactas para tu fiesta. En este caso se debe tener cuidado de la elección ya que podemos encontrar combos buenos, malos y unos realmente malos que te dejarán mucho que desear, pues sabemos cómo puede ser la carne en bandejas, bonita por fuera y muy mala por dentro.

También debemos tener claro cuál es la mejor carne para una barbacoa espectacular, y si es necesario encargarla al carnicero directamente para garantizar una carne de calidad. Cuando se quiere organizar una barbacoa y tenemos un presupuesto limitado, la carne más indicada es la de cerdo sin equivocaciones. Los cortes más recomendados para cocinar en brasas son el costillar y la panceta de cerdo blanco, por lo que si estás dispuesto a invertir un poco más es mejor adquirir cerdo ibérico, donde el secreto y la presa son ideales.

Debes recordar que lo más caro no siempre es lo mejor. Invierte en chorizos frescos y chorizos criollos blancos, morcillas, salchichas frescas y chistorras. Los cortes vacunos son de los más usados para las barbacoas, siendo los más económicos las tiras de costilla o también llamados churrasco de ternera. Si estamos con un presupuesto más ajustado, podemos utilizar la aguja y la espaldilla, aunque de los cortes que van realmente bien a las brasas podemos mencionar el chuletón, el entrecot y el solomillo. En muchos lugares podemos encontrar los cortes típicos de diferentes países, los cuales se venden a un precio más económico y son igual de deliciosos.

Una de las opciones sencillas, rápidas y que no faltan son las hamburguesas, preferiblemente cuando las hacemos nosotros mismos con carne comprada en carniceria, la que nos permite personalizarla y darle un toque diferente de sabor. El cordero es una carne poco popular para las barbacoas, pero añade un toque único a las mismas. Generalmente se cocina entero y en un espeto, aunque se pueden preparar tanto las chuletas del costillar como la pierna asada, ya que por ser una carne muy grasa es ideal para las brasas. Por su parte el pollo no se puede olvidar, ya que su sabor es de los preferidos en las barbacoas.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *